BASES PARA PARTICIPAR EN EL CONCURSO LITERARIO “NO ES PAÍS PARA VIEJÓVENES”

CONCURSO LITERARIO NO ES PAÍS PARA VIEJÓVENES

Señoras y señores: los coordinadores (y culpables) de la sección No es país para viejóvenes (Manuel Guerrero Cabrera y Ana Patricia Moya), Editorial Versátiles y la revista Odisea Cultural, organizamos este pequeño concurso literario donde los premios, atención, serán dos lotes de libros y que se entregarán de la siguiente manera: un ganador que recibirá un primer premio, consistente en un lote de cuatro libros (la antología No es país para viejóvenes más tres títulos de la editorial Versátiles), y un finalista que recibirá el segundo premio, consistente en un lote de tres libros (la antología No es país para viejóvenes y dos títulos más de la editorial Versátiles).

Aprovechando el encierro al que estamos sometidos, pensamos que sería muy buena idea que vosotros, poetas viejóvenes, estimuléis vuestra creatividad y os pongáis a escribir como posesos a cambio de unos librillos.

Estas son las bases, queridos aspirantes:

1) Podrán participar todos aquellos poetas españoles, cuyas edades estén comprendidas entre los 18 y los 100 años. Si tienes más, lo siento, podéis denunciarnos en las redes sociales con toda la mala leche del mundo por ser unos rancios discriminadores.

2) Ya os hemos descrito anteriormente los premios: primer lote de libros valorado en 48 euros y un segundo lote valorado en 36 euros. Casi nada.

3) Para participar, cada poeta presentará un único poema, inédito, de tema libre, de entre diez y veinte versos, a espacio simple, firmados con vuestros nombres y apellidos, porque no aceptaremos obras con pseudónimo; el texto será presentado en un documento en formato DOC o DOCX (no aceptaremos otros formatos, como PDF o TXT). Podéis utilizar la fuente que queráis, a todo esto, menos la Comic Sans, por salud mental. No queremos que, junto al poema, metáis vuestro currículum: no vamos por esos derroteros.

4) Se harán diez copias del poema, debidamente paginadas, encuadernadas o grapadas, también compulsadas por los organismos competentes, introducirlas en un sobre y remitirlo por Correos Postal, certificado y asegurado. Es coña: sabemos que sois pobres, y por solidaridad con los árboles (que ya tienen bastante con ser devastados para publicar libros de mierda) y los profesionales de servicios postales, todos los envíos se harán por correo electrónico a la siguiente dirección: yosoyperiquillalospalotes@gmail.com.

5) Atención, para los despistados: los poemas serán enviados siempre como fichero adjunto. No se aceptarán textos en el cuerpo del mensaje. Y tenéis que indicar en el asunto: PARA CONCURSO VIEJÓVENES.

6) Junto al fichero del poema, hay que adjuntar una fotografía vuestra, lo más reciente posible, de vuestros cuerpos serranos (consejo para ellos: lo más desaliñados posibles; para ellas, un poco descubiertas, como si fuera verano). Vale. Nos habéis pillado: no queremos foto de los autores. Sois poetas, joder.

7) En el correo que nos mandéis, por favor, indicad el número de seguidores que tenéis en las redes sociales. Es muy importante saber si sois rentables. Otra vez, que sí, que es mentira: no hace falta dar datos porque nos importa poco quién te sigue y quién no, lo que es relevante es tu calidad poética.

8) Os repetimos, porque quién avisa no es traidor: si no se cumplen los requisitos formales, estáis descalificados automáticamente. Por si os descuidáis: estamos dispuestos a ser sobornados con tuppers de croquetas caseras.

9) Tenéis que seguir, en Facebook, a Versátiles Editorial y Odisea Cultural. Ya que os van libros por la patilla, qué menos que darles LIKE. Cuando recibamos vuestras propuestas, iremos comprobando, uno por uno, si habéis cumplido con este requisito. Tenemos todo el tiempo del mundo. Es lo que tiene estar encerrados tanto tiempo en casa, nos aburrimos, y somos capaces de cualquier cosa. De cualquier cosa. Aquí tenéis las páginas:

Versátiles Editorial: https://www.facebook.com/VersatilesEditorial/

Odisea Cultural: https://www.facebook.com/odiseacultural/

10) El plazo de admisión de este concurso concluirá el 28 de abril del 2020, mes y año de la liberación. Se aceptarán correos hasta ese mismo día. El fallo, que se publicará en los medios pertinentes, estará previsto para finales de mayo.

11) Una vez recibidos los poemas, se hará una doble selección: la primera, para indicar el ganador del primer premio, y el finalista, ganador del segundo premio; en la segunda, se escogerán a seis finalistas que, junto a los merecedores de los premios, aparecerán en la sección de No es país para viejóvenes en Odisea Cultural.

12) Se editará también una publicación, en formato digital, con los textos ganadores. Ni la editorial ni la revista se apropiarán de los derechos de autor de los poemas editados: eso les pertenece a sus respectivos autores y son libres de disponer de ellos como les plazca.

13) El ganador y el primer finalista recibirán, en sus respectivos domicilios, sus lotes de libros, siempre y cuando haya finalizado el estado de excepción, por seguridad de todos los implicados.

Nada más que añadir, estimados viejóvenes. Si nos queréis, ¡escribidnos!

Y recordad: ¡vamos a salir de ésta! ¡Ánimo a todos!

Para leer las bases en el ISSUU: https://issuu.com/periquilla/docs/bases_viej_venes_6cb38af86c47f0

PEQUEÑA SELECCIÓN DE POEMAS INÉDITOS

Martin Wittfooth

FRAGMENTOS DEL MAL QUERER (HAIKUS)

I

Cae tu carta:
entre las hojas secas
corazón muerto.

II

Si tengo hambre
no me sacio contigo:
sabes a nada.

III

Tú, depredador
que devora mi pecho:
comes carroña.

IV

La cucaracha
destroza mi paciencia:
sí, os parecéis.

V

La lluvia toca
la ventana: el cuerpo
nota ausencia.

Martin Wittfooth

LECCIONES SOBRE LA IMPUREZA

I
PECADOS DEL SOLITARIO

No manosees – maldita sea – mi corazón:

…………………………ya no me queda nada que entregar
…………………………ya no me queda nada que compartir

…………………………todo está corrompido

……………………………………………………sólo abrázame
………………………………………………………………………………y luego vete

………………………………………………………………………………no olvides que soy desierto
………………………………………………………………………………y tú la posibilidad de una herida.

II
RECICLAJE

A los viejos amores:
…………………………no sois culpables

fui yo la que se dejó arrastrar por vuestra tormenta
fui yo la que estrujó a la esperanza hasta secarla
fui yo la que creyó ser princesa y al final tan sólo era una mujer

…………eso sí

………..sois responsables de que mi cartilla del banco esté más vacía
………..por costear a la psicóloga que repara mi ego lesionado

……………mientras vosotros estáis tan tranquilos en vuestra puta casa
……………acumulando apestosas bolsas de basura con cadáveres de amor ajenos

por eso, no os perdonaré jamás ser cincuenta euros más pobre al mes,
………………………………………………………………………………………………………….malditos cabrones,
………………………………………………………………………………………………………………………………..jamás.

III
LECCIÓN DE ADIESTRAMIENTO CANINO

Cuando abrazo con cariño a mi perro
me entrega su lomo:
…………………………………….la confianza es mutua

perdona que nunca te abrace ni de frente ni de espaldas:

…………………………………………….desconozco el número de cuchillos que escondes
…………………………………………….en todos tus bolsillos,

y perdona, de corazón, que te haya llamado perra:

…………el término adecuado es ese insulto que no pronunciaré
………..por respeto a la pobre mujer que, inconscientemente, te arrojó al mundo.

Martin Wittfooth

© De los poemas: Ana Patricia Moya.
© De las imágenes: Sus respectivos autores.

CINCO POEMAS INÉDITOS

Irina and Silviu Szekely

TRA(D)ICIÓN  HEREDADA

Todos los gatos que tuvo mi abuela
eran negros y los bautizaba con el mismo nombre
………………………………………………………………………………………….-Panchos o Panchas-,

yo, por suerte para mi frágil salud mental,
no he tenido tantos amantes,
aunque todos poseían un color de corazón idéntico
…………………………………………………………………………………………-como el carbón-
y se llamaban igual:

…………………………………..traidores.

Van Arno

EL AULLIDO DE LOS REPLICANTES

“No soy Shakespeare,
pero puede ser que algún día ya no escriba más
abstracto o de otros.
Siempre habrá dinero y putas y borrachos
hasta que caiga la última bomba,
pero como dijo Dios
cruzándose de piernas:
veo que he creado muchos poetas
pero no mucha poesía.”
Charles Bukowski

 He visto a jóvenes poetas de mi generación
mendigando, de rodillas, por un premio literario
antes de cumplir los treinta,
enmascararse para lanzar cuchillos
a las espaldas de enemigos y colegas
o reclamando su puesto en el parnaso
cuando no hay nada en su escritorio

………………………………………………………………….sí, yo he visto cosas que jamás creeríais,
que a esta casta de idiotas les salpica la mierda

mientras tanto
yo
lleno el carrito de la compra con yogures para el estreñimiento
desinfecto a fondo los cuartos de baño con lejía
pago semanalmente Bonolotos, Primitivas y algún que otro cupón
canturreo “I got you under my skin” y “Like a virgin”
mientras leo cómics prestados de la biblioteca
o escribo

……………………..sin la certeza de saber realmente

……………………..qué coño es la poesía.

Joshua Hagler

LO QUE MUCHOS OLVIDAN

 Le compraron un andador
pero mi abuela se negaba a usarlo,

caminaba, apoyándose en las paredes
o en su bastón,

no admitía ayuda de nadie
y a pesar de la fatiga
conseguía alcanzar la cocina
para preparar la masa de las croquetas
la salita para rezar el rosario
…………………………………………………..o ver, por enésima vez, Lo que el viento se llevó

o al patio del chalet de mis tíos
para tomar el sol y jugar con los perros

…………………no es ningún secreto
………………..que la terquedad y el orgullo
………………..están en los genes de la familia

…………………………………….también la constancia:

…………………………………………………………………………más tarde o más temprano llegamos
……………………………………………………………………………………………………………a cualquier parte.

Ronit Baranga

SERIE TRAGICÓMICA

Una se acostumbra
al mantel con plato y cubierto,
a la propia calidez
bajo la colcha,

una se adapta
a la ausencia del hombro
cuando asoma la lágrima,
a la presencia - inmediata -
cuando late - con ímpetu - el sexo,

una sobrevive
a estos seres con complejo de veleta
dotada con un corazón salvaje

.....................................................................destinado a la mortaja.
Paco Pomet

CASCOS POLARES

Sé que no vas a regresar

………………………….sé que crees que soy fría
…………………………-tengo la calidez de un iceberg-
………………………….y que me imaginas, en estos momentos,
…………………………en el sofá, cubierta de mantas viejas,
…………………………viendo películas románticas de bajo presupuesto
…………………………con el estómago lleno de palomitas y helado de chocolate

……………………………….y sin embargo, aquí estoy, continuando rutinas domésticas
……………………………….sollozando sólo cuando la lejía penetra profundamente en …………………………………………………………………………………………………………./mis fosas nasales
……………………………….o cuando me niegan la oportunidad laboral por ser mayor …………………………………………………………………………………………………………………………/de treinta

………………………………fuiste un capítulo breve de una novela de segunda mano
………………………………-o, peor aún, un episodio piloto de final predecible-,

………………………………………………………..no olvides que no se puede echar de menos
………………………………………………………..algo que nunca se ha tenido.

Joshua Hagler

©De los poemas: Ana Patricia Moya
©De las imágenes: Sus respectivos autores

Van Arno

ANTOLOGÍA LIBEROAMERICANAS – Más poemas de autoras (II)

EL HILO ROJO
Gema Albornoz (Montilla, Córdoba, 1979)

Poeta, narradora y fotógrafa. Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Córdoba. Sus textos (poesía y relatos) aparecen en distintas publicaciones literarias, tales como Salto al reverso, Prisma a la vista, La Galla Ciencia, Le Miau Noir, El Laberinto de Ariadna, La Galla Ciencia, Mitad Doble, El coloquio de los perros, Digo.Palabra.Txt, Revista de poesía crítica Bohemia, entre otras. Colabora en los medios culturales Mundiario y Luz Cultural Magazine.

Tiro un poco del hilo rojo
que queda suelto y colgandero.
Aunque me vengan después
con lo bonito del cuento,
con la historia perfecta,
con el lenguaje visual
y con la vida repleta.
Verdad es que te rocé.
Verdad es que te sentí
de una manera especial.
Una chispa se encendió en mis dedos
y fue el epicentro del terremoto peor.
Mis piernas sólo pudieron temblar.
No les quedaba de otra.
No puedo arrastrar ninguna capa terrestre
ni siquiera superficial.
Y aunque traté de esconderme bajo ella
tenía que continuar.
Tú te quedaste inmóvil
y actuaste indiferente.
Así que tampoco nada me pasó.
Nada. Todo producto de mi mente.
Demasiada imaginación.
Y ahora, miro de vuelta
mientras me acerco despacio
hacia donde el hilo rojo
sigue colgando casi deshilachado.
¿Lo cortaste tú? ¿Lo corté yo?
No sé si atreverme a tirar
por si actúa como caña de pescar
y me trae una bota vieja o un calcetín.

MIS HÉROES SIEMPRE TUVIERON EL CORAZÓN QUE ME FALTABA…
Izaskun Gracia (Bilbao, 1977)

Licenciada en Filología Vasca. Fue editora y cofundadora de la editorial de poesía MasMédula. Trabaja como diseñadora y traductora; también escribe artículos y ejerce la crítica literaria para diversos medios. Autora de los libros Fuegos fatuos (2003), Eleak eta beleak (2007), Saco de humos (2010), Ártica (2012) y Vacuus (2017). Sus poemas aparecen en distintas revistas y antologías literarias. Ha obtenido diversos premios por su obra (poética y narrativa).

 mis héroes siempre tuvieron el corazón que me faltaba
y asaltaron los caminos el día que la turba donde clavé mis pilares se hundió
en el fondo de arena que nos guardaba
mis héroes blandieron sus armas y me asesinaron
expoliaron los campos el dolor de mis ríos
y agujas de fuego redujeron a cenizas mis huesos durante la caída
mis héroes se agotan a ritmo de raíces
augurando días de viento y pasos en falso a escampar en otro rompiente

EN LOS JARDINES CREPUSCULARES
Marta Castaño (Pamplona, 1988)

Poeta, narradora. Licenciada en Filología Hispánica, Graduada en Información y Documentación. Actualmente, es bibliotecaria. Escribe artículos en varias revistas culturales.

En esa gota de lluvia hay un duelo de nubes blancas.
Aún no cierres los ojos.
Contempla cómo en los jardines crepusculares,
al abrigo de cualquier gloria,
bailan las parcas y después se van,
como negros pájaros que rasgan el cielo
y se diluyen bajo sus nombres.

NATURALEZAS MUERTAS
Sonia Marpez (Galicia, 1987)

Fotógrafa y escritora. Diplomada en Magisterio de Educación Primaria y Licenciada en Historia del Arte. Junto al también escritor Gabriel Noguera, ha dirigido la publicación Obituario y el fanzine MacGuffins. Ha obtenido distintos premios por su obra poética. Su primer poemario es Demolición (Monosabio, 2018). Actualmente, reside en Málaga.

I
Las manillas de este reloj
tan sólo van cerrando puertas.

II
De algunas vivencias
queda apenas un retrato molesto.
Objetos inertes, inútiles,
invadiendo la memoria.
¿Para qué volver?
Su pulpa agridulce se secó hace tiempo.

III
Una flor de papel
también es un vegetal.

ANTOLOGÍA LIBEROAMERICANAS – Más poemas de autoras (I)

PIEL Y POZO
Violeta Nicolás

(Murcia, 1984). Doctora en Artes Escénicas y Licenciada en Bellas Artes. Autora de los poemarios Digestión idílica (Diego Martín Librero Editor, 2013), Flow (Huerga & Fierro, 2015) y Lapsus Violeta (Tigres de papel, 2015). Sus textos aparecen en diferentes publicaciones (La Tribu de Frida, Fragmenta, Espacio Luke, La Galla Ciencia, El coloquio de los perros, Revista Kokoro entre otras).

La piel es superficie de saliva,
Mi naturaleza me dirige a lo alto
El viento vibra, dentro de las sienes.
Curvada de agua,
No me dejes sola.
Los labios contienen una sonrisa,
Las palabras que caben en el aliento
Mientras friego podría caer en el pozo,
Fluir hacia el hueco de mi madre
Mi única casa es de papel de huesos,
Flotante sobre el rostro rodea la espalda,
Es la presión contra mi piel, el agua.

No hay ya nada interior, solo su eco,
Las palabras son de fuera, letra de aguja,
Curvada de agua,
No me dejes sola.
Vacío de medianoche en las manos,
Sobre mi cuerpo el calor de la sábana
Los órganos suenan a música de papel
Ralentí raro de mi corazón.

MIENTRAS LA LUZ
Lola Mascarell

(Valencia, 1979). Periodista y profesora de Lengua Castellana y Literatura. Autora de Mecánica del prodigio (Pretextos, 2010), Palabras en el yunque (Cocó, 2012) y Mientras la luz (Pretextos, 2013).

Todo está en la ventana
que reúne mi vida y me contiene
contra el marco vacío de lo eterno.
Un marco en el que yo soy el afuera
y el paisaje es mi centro más profundo.
Una rama de viento, los jirones
de nube en que se cierne
la noche del crepúsculo
y este agudo deseo
de encontrar entre ellos la palabra
que logre derribar esta frontera
entre afuera y adentro.
Todo está en la ventana, soy el marco
que reúne y contiene los compases
de este instante inmortal, de este intervalo.
Un recuadro de luz mientras la luz
cabalga en las cenizas de la tarde:
un mordisco de cobre en el cobalto.

LA AUTÓMATA
Sonia San Román

(Logroño, 1976). Autora de varios libros de poesía, entre ellos, Anillos de Saturno (Baile del Sol, 2014) y La barrera del frío (Suburbia Ediciones, 2017). Ha coordinado, como editora, distintos libros; también ha participado en numerosas antologías literarias.

El resplandor, dentro y lo perfecto, fuera.
Armonía por empeño.
Esfuerzo en la luz.
Palabras a punto del labio y flores para sembrar en un campo sin tierra fértil,
en la ausencia de oídos.
Lo peor de la soledad no es estar sola.
Lo peor es que te obliguen a gritarlo.

CONJUGO EL VERBO HABITAR
Andrea Abreu

(Tenerife, 1995). Periodista y estudiante de Máster en Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias; autora del poemario Mujer sin párpados (Editorial Versátiles, 2017).

«Como si la casa fuera un lugar seguro», picotean los pájaros en el
alféizar de la ventana
Insisten en entrar y en utilizar las tijeras para
cortarse las plumas
para dejar de volar libres

porque la libertad es un peso demasiado grande

«Como si la casa fuera un lugar seguro», pienso

Los pájaros se alimentan de la luz
de las bombillas a través de los cristales / de la casa
de la casa que debajo del cielo negro es solo
una joven estrella
en la inmensidad de una noche
cerrada y tibia
La casa que aparenta ser segura pero que solo resplandece si
la ciudad calla y la oscuridad la cerca

La casa que depende de las tinieblas para ser hermosa

«La misma casa», pienso, «como si la casa fuese un lugar seguro».

LA MUÑECA
Ana Vega

(Asturias, 1976). Poeta, narradora, periodista, crítica literaria. Autora de varios libros, entre ellos, Breve Testimonio de una mirada (poesía, Amargord, 2009), Herencia (poesía, Canalla Ediciones, 2018) y Llanquihue (narrativa, Editorial Huerga & Fierro, 2012).

La primera muñeca
o juguete que mi madre recuerda
haber tenido
estaba completamente desnuda.
Dice haberla apretado
tanto y con tanta fuerza
que cuando ésta se cayó
y perdió en el campo
ella mantuvo
firme el gesto y la postura
durante todo el día.
Al igual que quien sufre
el dolor fantasma
de un miembro amputado
nunca ha superado esa carencia.

ANTOLOGÍA LIBEROAMERICANAS – POEMAS DE ANA VEGA, GEMA ALBORNOZ, SARAY PAVÓN Y SONIA MARPEZ

Comparto poemas de cuatro de las autoras seleccionadas para esta antología en su edición española.

PERDÍ LA FE

Me quedé
atrapada
en la red
que teje
la araña
del desconcierto.

La incredulidad
certera
de quien
ha visto
demasiado.
Algo incurable.

EL FINAL DEL CUENTO

A veces
tengo sensación
de batalla perdida,
de general
con hombres muertos
a sus pies,
con manos ensangrentadas
pero inútiles…

Cansancio acumulado.
Elaboración de tácticas
y estrategias
estudiadas con precisión
de bisturí
y a las que siempre
vence
el caos
del mundo
más cotidiano.

A veces
siento
que ni los cuchillos
más afilados
logran
cortar bien la carne.
Siento que poco
o nada
tiene sentido.

Y sin embargo,
en contadas ocasiones,
veo con claridad, exacta,
de halcón
desde las alturas,
como la verdad
vence al cobarde;
cómo el triunfo
está asegurado
desde el principio
para aquéllos
que se mantuvieron firmes,
los locos, los salvajes,
los que no se dejan domesticar:
los más cuerdos
entonces.
Y sé que noches de cuchillo
y ruido ensordecedor
les preceden,
espinas bajo sus pies,
clavos ardiendo
siempre
en sus manos
y muñecas rotas.

Al final
del cuento
la paz
llega a los ojos
del indómito
con la facilidad
con la que el cielo
abre sus puertas
tras la tormenta.
Benditos sean
aquellos
que han logrado
sobrevivir
al desierto.

Ana Vega (Asturias, 1976). Poeta, narradora, periodista, crítica literaria. Autora de varios libros, entre ellos, Breve Testimonio de una mirada (poesía, Amargord, 2009), Herencia (poesía, Canalla Ediciones, 2018) y Llanquihue (narrativa, Editorial Huerga & Fierro, 2012).

VER UNA FILA DE LUCIÉRNAGAS
dibujando la carretera por donde pasa tu olor.
No es un desorden de mi sistema nervioso,
es que no se coordina el corazón.
Mi seguridad,
entonces,
se sitúa al borde del acantilado,
Mi pánico
no sabe si volar
o divertirse rodando
loma abajo.
A menudo,
te recreo en mi infancia,
rebobino,
damos saltos al futuro,
volvemos al ahora mismo.
Eres mi alucinógeno favorito
y nadie te había clasificado como droga.

NECESITO TENERTE DELANTE.
Rozar
un poco
los pliegues
que son esquina.
Esquina de cuatro cantos
y a cuatro palmos,
a tientas,
doblarlas
tantas veces como quiera.
Necesito tenerte.
Necesito tenerte enfrente.
Sin que me des la espalda,
que no quiero empujarte,
que no quiero tus alas.
Necesito tenerte.
Necesito mirarte a la cara
y hacer del iris de tus ojos
el escudo de mi universo.
Universo de universos
anillados.
Donde desde mi cabeza vuelen pájaros
salvajes emigrando al sur hasta tu centro.
Necesito cuerpo a tierra
cuando llegue,
cuando llegues
de cualquier océano
y seamos.
Necesito.

Gema Albornoz (Montilla, España, 1979). Poeta, narradora y fotógrafa. Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Córdoba. Miembro de la Asociación Cultural Poética de Puente Genil (Córdoba) y de la Asociación Cultural Naufragio. Sus textos (poesía y relatos) aparecen en distintas publicaciones literarias, tales como Salto al reverso, Prisma a la vista, La Galla Ciencia, Le Miau Noir, El Laberinto de Ariadna, La Galla Ciencia, Mitad Doble, El coloquio de los perros, Digo.Palabra.Txt, Revista de poesía crítica Bohemia, entre otras. Colabora en los medios culturales Mundiario y Luz Cultural Magazine. Actualmente, dirige la sección artística La Mirada de Helios (Odisea Cultural).

PUEDO DECIR ALGO Y CLARO:
no sé a dónde me dirijo,
me pesan los párpados,
a veces exploto y, otras,
tengo sequía de impulsos;
me marean las líneas del metro,
estoy harta de las hormonas,
los cambios,
harta de ser pezón y curva.

SOLEDAD DOBLADA

Ya voy desmontando ese telón rojo,
quitando los paneles del tablado
y todos los hierros que lo soportan.

Recojo las copas, manteles y luz,
apago los altavoces, la tele
y mis ojos de mirada intrigada.

Limpio el suelo, los cristales y mi voz
que tiene tu nombre cosido a fuego.
Hoy barro la sombra, el miedo y tus labios.

Despacio, sin despertar a la noche,
cierro la puerta y voy por las lustrosas
veredas, con la soledad doblada

y las partículas del corazón
que van creciendo, lentas,
por mis manos.

Saray Pavón (Sevilla, 1984). Poeta, narradora, fotógrafa, ilustradora, escultora, editora. Ha estudiado en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos. Autora de los poemarios Grisicitudes (2009), Esferas (2011) y Literatura de Penumbra (2012).Ha colaborado en distintas revistas y antologías literarias. Ha obtenido distintos premios por sus creaciones artísticas. 

EL TIEMPO SE HA ENCARGADO DE ASESINAR
a todos los héroes románticos de esta ciudad.
No hay nada que merezca ser esperado.
Quedan sólo las cenizas oxidadas
de las lágrimas que un puñado de amantes
se atrevieron a derramar.

TRATAR DE ALCANZAR
el eterno escalón

zurcidos los labios
reverbera el silencio

deseos marchitos
entraña oxidada

mañaña de pasos
penumbra en los ojos

pasado en cenizas
esperanza asfixiada.

Sonia Marpez (Galicia, 1987). Fotógrafa y escritora. Diplomada en Magisterio de Educación Primaria y Licenciada en Historia del Arte. Junto al también escritor Gabriel Noguera, ha dirigido la publicación Obituario y el fanzine MacGuffins. Ha obtenido distintos premios por su obra poética. Su primer poemario es Demolición (Monosabio, 2018). Actualmente, reside en Málaga.

NOTA DE EDICIÓN DEL POST: las fotografías corresponden a sus respectivos autores; los poemas han sido extraídos de distintos espacios de la red.

Enlaces:

Página de Liberoamérica: https://liberoamerica.com/
Facebook de Liberoamérica: https://www.facebook.com/liberoamericamag/
Instagram Liberoamérica: https://www.instagram.com/liberoamerica/ 

ANTOLOGÍA LIBEROAMERICANAS – JÓVENES POETAS CONTEMPORÁNEAS

Desde hace un año, formo parte de Plataforma Liberoamérica, un espacio en la red donde dirijo dos secciones de poesía contemporánea española: Que la vida iba en serio (selección de poemas) y El sótano del ornitorrinco (entrevistas minimalistas). Hace unos meses, después de la publicación de una antología literaria que recoge a más de ochenta autoras jóvenes del ámbito iberoamericano en Argentina y Uruguay, se está preparando, a través del sistema del crowdfunding, la edición española, que, a diferencia de la anterior, contendrá más de ciento veinte poetas (Argentina, Bolivia, Brasil, Caribe, Centroamérica, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela) y poemas traducidos al gallego, catalán y vasco. Os animo a que aportéis vuestro granito de arena para este proyecto: con tan sólo veinte euros podéis adquirir un ejemplar. Distintas publicaciones culturales ya se han hecho eco de esta arriesgada pero necesaria apuesta, tales como Revista La Soga, Diario de Navarra,  El Diario de Galicia, Revista Librújula, entre otros medios internacionales. Agradecemos la difunsión de la propuesta editorial, o bien formar parte de la gran comunidad cultural de Liberoamérica.  

En breve, compartiré textos de algunas de las autoras que serán incluidas en la edición española, en concreto, de Gema Albornoz, Ana Vega, Sonia Marpez y Saray Pavón.

Enlaces:
Crowdfunding edición española: https://www.indiegogo.com/projects/liberoamericanas-100-poetas-contemporaneas-women/#/
Página de Liberoamérica: https://liberoamerica.com/
Facebook de Liberoamérica: https://www.facebook.com/liberoamericamag/
Instagram Liberoamérica: https://www.instagram.com/liberoamerica/