DOS POEMAS INÉDITOS

audrey kawasaki

PESTE

 

Qué autoridad poseo

si no hay publicaciones o méritos

que me avalen

 

si no soy miembro de una élite

ni tengo la bendición del maestro

ni tampoco un cargo relevante

 

si mis amigos íntimos no tienen oficio de creador

 

si mi universo gira en torno a la épica

del pluriempleo, de las ofertas del supermercado

y el penetrante olor del amoniaco de entre mis dedos

 

si escribo sobre la inmundicia humana,

las rutinas domésticas, el puto [des]amor

y la ausencia de seguridad

-de lo que me da la real gana, en suma-

 

qué autoridad poseo yo para cuestionar la poesía

de los representantes de la\su verdad absoluta,

de los señalados que redactan versos acorde

a las exigencias del contrato editorial o a las modas

 

quién coño soy yo para contradecirlos

 

yo

que no soy nadie

tan sólo soy

una piedra

en sus zapatos lustrosos.

 

ANA PATRICIA MOYA

Imagen: Audrey Kawasaki

 

DUARTE VITORIA

 

SIMPLE

 

Sé consecuente:

tu vida es un puzzle inacabado

de miles de piezas,

 

si buscas lealtad

recurre a la pieza de los amigos nobles,

 

si anhelas fidelidad

adopta un perro o un gato,

 

si requieres pasión y cariño

localiza la del amante siempre disponible

 

[¿la del amor verdadero?

cuando la encuentre quemaré

todos mis cuadernos de poemas]

 

y siempre faltará algo, o alguien:

 

no pretendas encajar una pieza cualquiera

sin bordes para sentirte completo

 

es una tarea abocada al fracaso.

 

Resígnate a ser imperfecto:

 

resígnate a ser [in]feliz.

 

ANA PATRICIA MOYA

Imagen: Victoria Duarte

Anuncios