NUEVO LIBRO DE GROENLANDIA, Sol Eléctrico Amarillo, poemario de Manuel Onetti

SOL ELÉCTRICO AMARILLO

Prólogo: José Ángel Conde BlancoCubierta: José Naverias García
Fotografías de interior: Alfonso Vila Francés \ Mayte Sánchez
Maquetación, corrección, diseño: Ana Patricia Moya

Pinchando en la imagen, enlace directo al ISSUU. Para leerlo en otras plataformas:

http://es.calameo.com/read/00189126503a3995a6991

 

LA PIEL DE LA VIDA, KARMELO C. IRIBARREN (Editorial Baile del Sol), CUATRO POEMAS

DSCF4039

A MODO DE CONSUELO

Las ruinas de lo que pudo ser,
a eso se reduce tu obra.

Acaso
-te dices-
la única forma de vencer
al tiempo:
       no dejarle materia
en qué enseñarse,

que se encuentre ya
con el trabajo hecho.

SINGLADURA

Las dos y media
en el reloj de la cocina.

       Como obligado,
indiferente a todo, con sus nubes
oscuras a la espalda, el día
avanza cabizbajo
hacia la tarde
      -esa isla de tedio
a la deriva-
      donde, salvo
un café y acaso unos minutos
de charla insustancial,
tampoco hoy
te espera nada, nadie.

IMPOSIBLE BALANCE

Me levanté
a beber un vaso de agua.

                  Y allí,
a las tres de la madrugada,
con la vida clavada en el suelo
y el sonido de la nevera
como música de fondo,
sólo Dios sabrá por qué
decidí hacer balance de mi vida.

Tuve suerte: el sueño
llegó enseguida.

EL SECRETO DEL MUNDO

 A tu espalda
una mujer desnuda
fulgiendo aún desde lo oscuro,

y allí arriba,
sobre los tejados
el fogonazo mudo del amanecer.

Estoy en él –me dije-,
estoy en él:
             en el centro
del secreto del mundo.

KARMELO C. IRIBARREN

EL EJE IMAGINARIO, de Rosario Troncoso (Ediciones En Huida), tres poemas

DSCF4040

CIEN MUSAS DIMINUTAS

A lápiz crecían versos orgánicos,
sin otro ritmo que el de los latidos.

Dueñas absolutas de cada poema
cien musas diminutas,
bellas hadas púberes, invitadas
a la hora del café,
ensayaban bailes en servilletas.

Aún hay restos de azúcar,
entre sílaba y sílaba.

 SIGUE LA FUNCIÓN

La lluvia dentro de un teatro vacío,
y ecos fantasmales en el patio de butacas.

Aquel olor de las noches de estreno.
El programa de mano con tu nombre.
El crujir de las tablas
tus ojos de maquillaje, de luz,
sosteniendo mi gesto en el proscenio.

El viento trajo escenarios distintos,
otra música, otros
aplausos, otra ovación, nuevas glorias.

Es lo que pasa en el mundo.
Todos los teatros siguen la función
justo después de ti.

FRAGILIDAD

Anoche en el silencio fui frágil.

El aire licuó la sangre y los huesos.

Los restos del pasado y de la carne
se aferraban con fuerza a mis tobillos
como monstruos ciegos bajo la cama.

El frío, a dentelladas, arrastró mi voz
eternamente lejos. 

ROSARIO TRONCOSO

ALGUNOS POEMAS DE “REPÓQUER DE REINAS” (Editorial Groenlandia, 2016)

van arno4

LA ENFERMEDAD UNE

Mi madre,
la que nunca enfermaba,
acabó ingresada
-consecuencias de la dictadura
caprichosa de su páncreas-,

mi hermana,
la que nunca flaquea,
acabó también llorando
en el borde de una cama de hospital,

mi padre se derrumba,
mi otra hermana - escéptica - le reza
al destino,

y yo descubro, con asombro,
cuánta fragilidad
      en dos pilares
                    que se agrietan
                          
                                sin remedio.

PORQUE NO SOY UN EJEMPLO A SEGUIR

 Mi padre me encuentra escribiendo
bajo la luz tenue del flexo:

un silencio breve
y la frase esperada de mis labios:
                   “no, papá, no me pagan por esto”.

Él no replica
        -conocedor de mi derrota-;

al rato, me entrega una bombilla nueva,

yo la cambio,
resignada a malgastar inútilmente el tiempo
entre estos cuadernos emborronados
y notas de miseria,

                él es cómplice de esta miope
                que se alimenta de sueños rotos.

SIMPLE

Sé consecuente:
tu vida es un puzzle inacabado
de miles de piezas,

si buscas lealtad
recurre a la pieza de los amigos nobles,

si anhelas fidelidad
adopta un perro o un gato,

si requieres pasión y cariño
localiza la del amante siempre disponible

[¿la del amor verdadero?
cuando la encuentre quemaré
todos mis cuadernos de poemas]
y siempre faltará algo, o alguien:

no pretendas encajar una pieza cualquiera
sin bordes para sentirte completo

                     es una tarea abocada al fracaso.

Resígnate a ser imperfecto:

resígnate a ser [in]feliz. 

van arno3

Ana Patricia Moya
Ilustraciones: Van Arno

Pinchando en la imagen, enlace al libro:

REPÓQUER DE REINAS IMAGEN PORTADA