POEMAS TRADUCIDOS AL FRANCÉS (POR LAURA VÁZQUEZ)

MON ÉGLISE (AUN NOM DU PÈRE, DE LA MÈRE ET DU PLAT
QUI EST SUR MA TABLE)

Mon père, qui a travaillé des heures et des heures
pour que nous ne manquions de rien,
béni sois-tu, homme malade d'amour,
seigneur du règne des humbles,
fais tienne la volonté avec ces mains,
victimes d’engelures, brûlures et coupures,
pardonne ses blasphèmes à Dieu
et aux malheureux qui ne méritent pas
la plus petite et misérable miette de compassion,
ne me laisse pas seule sur ce chemin de crevasses,
entouré de fil barbelé,
et libère-moi de la "poésie" des prophètes imposteurs,

                                                                                                     amen.

MI IGLESIA (EN EL NOMBRE DEL PADRE, DE LA MADRE Y DEL PLATO
QUE TENGO EN LA MESA)

Padre mío, que trabajas horas y horas
para que no nos falte de nada,
santificado seas, hombre enfermo de amor,
señor del reino de los humildes,
haz tuya la voluntad con esas manos
víctimas de sabañones, quemaduras y cortes,
perdona a Dios por ser tan blasfemo
y a los desgraciados que no merecen
ni unas miserables migajas de compasión,
no me dejes sola en este agrietado camino,
cercado con alambres de espinos,
y libérame de la "poesía" de profetas impostores,

                                                                                            amén.



LE PLUS GRAND SPECTACLE DU MONDE

Bienvenu
au plus grand spectacle du monde
le théâtre de la vie.

Scène avec décor de pacotille
là où tu te trouves toi
te sentant
comme une marionnette, attachée
pieds et mains
comme une poupée, avec des trous,
dans le dos,
comme un acteur de second rôle
qui n’étudie jamais le scénario.

Sur les tables,
qu’il y ait tragédie, qu’il y ait comédie,
tu changes le morceau de viande de la poitrine
contre du plastique, contre du coton,
ou contre du métal organique.

Sous les projecteurs,
nous sommes des figures tristes et sombres
que manipule, cruelle,
la destinée.

EL MAYOR ESPECTÁCULO DEL MUNDO

Bienvenidos
al mayor espectáculo del mundo:
el teatro de la vida.

Escenario con decorados cutres,
donde te hallas tú
sintiéndote
como una marioneta, atado
de pies y manos
como un muñeco, con agujero
en la espalda,
como un actor secundario
que jamás se estudia el guión.

En las tablas,
haya tragedia, haya comedia,
cambias el trozo de carne del pecho
por plástico, por algodón,
o por metal orgánico.

Bajo los focos,
somos tristes figuras sin sombra
que maneja, cruel,
el destino.

(Poema de “Material de Desecho”)


SIX SAISONS

Saison I. Différences

Amour et affection.
Passion et (trop) de froideur.
Toi et moi.

Saison II - Peau

Je déteste tes mots.
Je déteste cet amour confus.
J’ai besoin de ton corps.

Saison III – Vérité

Lettres d’amour.
Ecriture de promesse.
Mensonges qui illusionnent.

SEIS ESTACIONES

Estación I - Diferencias

Amor y cariño.
Pasión y (demasiada) frialdad.
Tú y yo.

Estación II - Piel

Odio tus palabras.
Odio este confuso amor.
Necesito tu cuerpo.

Estación III - Verdad

Cartas de amor.
Letras con promesas.
Mentiras que ilusionan.

(Poema de “Bocaditos de realidad”)


JE NE CRAINS PAS LES MORTS...

Je ne crains pas les morts
car ni les os ni les cendres
ne peuvent me blesser;
je ne crains pas non plus les vivants
car pour une nature méfiante,
l'humanité devient prévisible.

J'ai seulement peur de moi-même,
de la loi de mes mains rageuses
                                                     impotentes
                                                                         affamées
                                                                                        survivantes.

NO TEMO A LOS MUERTOS...

No temo a los muertos
porque ni los huesos ni las cenizas
pueden lastimarme;
tampoco temo a los vivos
pues, por natural desconfianza,
la humanidad resulta previsible.

Sólo tengo miedo de mí misma,
de la ley de mis manos rabiosas
                                                  impotentes
                                                                  hambrientas
                                                                                     supervivientes.

(Inédito)


Ana Patricia Moya Rodríguez
Traductora: Laura Vázquez
Ilustraciones: Milena Huhta

DOS POEMAS TRADUCIDOS AL INGLÉS


shae detar3

NO ME HABLES DE LOCURA, POETA.

Sólo los desamparados
que desgarran su carne
y estrujan su corazón
con manos iracundas
y hambrientas de verdad
son dueños de la poesía más pura,
la que brota del dolor.
No te apropies de un don
al que no tiene derecho el farsante.
DON’T TALK TO ME ABOUT CRAZY, POET

Only the helpless
that rip away at their own flesh
and squeeze their own heart
with irate hands
and are truly starving
are the purest masters of poetry,
the one that sprouts out of pain.

Do not appropriate yourself that title
to a fraud that does not posses that right.

shae detar2

TRIPAS

I

Los lugares más fríos no son Islandia, ni Siberia, ni Groenlandia. Disecciona con la navaja del recuerdo el esternón: sólo hay escarcha. 

II

Ser la otra te posiciona en dos categorías: la superior, cuando eres novedad, la inferior, cuando eres comodín. No sé si me valoro lo suficiente o me siento muy sola.

III

Calidez admitida en besos y abrazos: las palabras, accesorias para la excitación. Teatralidad del que reclama piel ajena cuando la otra parte de la cama está vacía.

IV

Amor: mi nombre en tu boca. Y todo es falso. Opto por callar. El silencio es más elocuente: entre tus brazos, sólo siento.

 V

Besas y golpeas mi pecho. No hay dolor: fina capa de hielo recubre un órgano latiendo lentamente, mentiroso. Sólo mis tripas son honestas.

VI

Mi espalda. Es tuya. Vértebra a vértebra. Nervio a nervio. Soporta tu peso. Soporta la hipocresía. Es lo único que puedo ofrecer: no quiero entregar un corazón podrido.

VII

Cadáveres. Mis huesos, mis músculos, mi piel, son cadáveres en tus manos. No hay latidos: soy amor muerto. Soy nada.

VIII

Mis entrañas se retiran del campo de batalla. Sábanas mojadas: banderas blancas para la pecadora. Mi orgullo herido. Saboreamos la derrota. Soledad resguardada en lo más hondo de mí, masticándome las tripas, remordiendo conciencia enjuagada con sudor.

Aspiro a imposibles.

GUTS

I

The coldest place in the world is not Iceland, nor Siberia, or even Greenland. It’s found by dissecting the memories from my chest: there lies only hoarfrost.

II

To be something else would put you in one of two categories: the superior, when you’re something of a novelty, or the inferior when you’re more so considered a joker. I don’t know if I’d value myself enough or be very lonely.

III

Admitted affection in the form of kisses and embrace: words serving as accessories to arousal. Dramatically reaching for the touch of another’s skin when you find the other side of the bed empty.

IV

Love: my name on your lips. Yet nothing is as it seems. I choose not to speak. For silence is more eloquent: in your arms, I only feel.

V

You both kiss and bruise my chest. Yet there is not pain: a thin layer of ice slowly covering a throbbing organ: lying. Only my guts are honest.

VI

My back. It’s yours. Vertebra to vertebra. Nerve to nerve. It supports your weight. It supports the hypocrisy. It’s the only thing I can offer you: I don’t want to give you a tainted heart.

VII

Cadavers. My bones, my muscles, my skin, are cadavers in your hands. There are no heartbeats: I am lifeless love. I am nothing.

VIII

My insides pull themselves away from the battle. Wet sheets: white flags for the sinner. My pride wounded. We can taste defeat. Solitude reinforced in the deepest depths of myself, chewing at my insides, a guilty conscience rinsing itself with sweat.

 I aspire for the impossible.

shae detar1

ANA PATRICIA MOYA

Traducción: Ellen Preston Fogel
Imágenes: Shae Detar

TRES POEMAS TRADUCIDOS AL PORTUGUÉS

Waldemar von Kozak2

ADÁN Y EVA

Me distancié del paraíso.

No es que prefiera la soledad:
he optado por tolerar sólo el daño
que me haga a mí misma.

ADÃO E EVA

Distanciei-me do paraíso.

Não é que prefira a solidão:
optei por tolerar só o dano
que me faça a mim mesma.

Waldemar von Kozak3

DÍA DEL JUICIO FINAL

A todos los poetas: pegaros un tiro en la sien.
Hacedle ese gran favor al mundo.

          Despojadle de tanta hipocresía.

DIA DO JUIZO FINAL

A todos os poetas: atirai em vossas têmporas.
Fazei esse grande favor ao mundo.

          Despoja-lhe de tanta hipocrisia.

Waldemar von Kozak1

MANZANA AZUL

De nuevo, pluriempleada, atesorando
con avaricia mis sueldos en la cartilla;
de nuevo, sin tu calor necesario
para estas interminables noches invernales;
de nuevo, la preocupación por el mundo
que enseña la televisión: más paro,
más corrupción, más muerte;
de nuevo, los roces incómodos
con historias sin sentido…

De nuevo, me tientan las cajas de pastillas
del fondo del frigorífico,
las de la felicidad química y artificial,

          las que me prohíbo por respeto a mí misma.

MAÇÃ AZUL

De novo, multiempregada, atesorando
com avarícia meus salários na caderneta;
de novo, sem teu calor necessário
para estas intermináveis noites invernais;
de novo, a preocupação pelo mundo
que ensina a televisão: mais desemprego,
mais corrupção, mais morte;
de novo, os toques incômodos
com histórias sem sentido…

De novo, me tentam as caixas de comprimidos
do fundo da geladeira,
as da felicidade química e artificial,

          as que me proíbo por respeito a mim mesma.

Waldemar von Kozak4

ANA PATRICIA MOYA
TRADUCCIÓN: Tiago Da Silva César
IMÁGENES: Waldemar Von Kozak

 

UN POEMA TRADUCIDO AL PORTUGUÉS

alex_gross_web_9

DE JOELHOS, DIANTE DE MINHA CAMA

Quando era criança, tinha uma cruz dourada cravada

na carne; agora, minhas orações salpicadas

de culpa se refletem em um rosário com contas

de lágrimas. Consciência suja. Pedaços

ásperos que murmuro para mim,

pecados de minha insignificante existência.

Antes havia terror: debaixo da cama estava Deus.

Mas Deus não está. Já não existem bondades nem castigos.

Tampouco acredito nos poetas, nem nos políticos,

nem mesmo nas putas promessas de amor eterno

nem mesmo nos homens e nas mulheres.

 

Minhas plegárias, cantos de desilusão na noite

cúmplice de minhas depressões, trazem a estas mãos

a grande evidência. Só acredito em mim mesma.

 

Porque é a única coisa que me resta.

 

DE RODILLAS, DELANTE DE MI CAMA

 

De niña, tenía una cruz dorada clavada

en la carne; ahora, mis oraciones salpicadas

de culpa se reflejan en un rosario con cuentas

de lágrimas. Conciencia sin limpiar. Pedazos

ásperos que murmuro para mis adentros,

pecados de mi insignificante existencia.

Antes había terror: debajo de la cama estaba Dios.

Pero Dios no está. Ya no hay ni bondades ni castigos.

Tampoco creo en los poetas, ni en los políticos,

ni en las putas promesas de amor eternas

ni tampoco en los hombres ni en las mujeres.

 

Mis plegarias, cantos de desilusión en la noche

cómplice de mis bajones, asoman en estas manos

la gran evidencia. Sólo creo en mi misma.

 

Porque es lo único que me queda.

 

ANA PATRICIA MOYA

Traducción: Tiago Da Silva Cesar.

(Imagen: Alex Gross)