COMPRO ORO, DE HARKAITZ CANO, CUATRO POEMAS

DSCF4029

LOS PROBLEMAS

El de la mayoría: el dinero.
El del dinero: la carga del oráculo.
El del oráculo: llamarse Google.
El de Google: que lo confundan con un perro lazarillo.
El del perro lazarillo: su ciego.
El del ciego: haber estudiado cirugía.
El del cirujano: creerse Dios.
El de Dios: creerse poeta.
El del poeta: haber nacido demasiado tarde y no resignarse a ser escritor.
El del escritor: el tiempo, los vecinos ruidosos.
El de los vecinos ruidosos: los lectores asesinos.
El del lector asesino: haber leído demasiada crítica, o demasiada poca.
El de la crítica: que pida perdón.

COMPRO ORO (2)

Dicen que hay bombillas que llevan treinta años sin fundirse.

Cierto: antes las cosas se hacían para que durasen.

Lo mismo pasaba con algunos matrimonios.

Uno se pregunta cuál era su secreto,

y si habrá algún secreto que no sea una trampa.

OFICIO

Escribes tres o cuatro poemas que darán la medida
de lo que será algún día un libro de poemas.

Los relees y los sopesas. Los destruyes porque no dan la talla
de ninguno de los poetas que admiras.

Te dedicas a otras cosas.
Vivir. Pensar. Ver qué pasa.

Qué va a pasar.

Pasará que jamás volverás a escribir un poema.

Pero el oficio, ya lo tienes.

LA SOLEDAD ERA ESO

Es duro pescar en el siglo veintiuno.
La soledad,
a miles de kilómetros de tu casa:
nada lúgubre, nada crepuscular.
Un supermercado inmenso y luminoso,
treinta marcas diferentes de salmón ahumado;
todas son la misma, sin embargo.
Una anciana polaca te pregunta algo,
parece que lleve años aquí perdida,
intentando dar con un frasco de canela
o con el hilo de Ariadna.
Indefenso, sientes solo la punta de lanza
de aquel pescador neandertal:
es lo poco que nos nos hemos cargado del instinto.
Treinta marcas diferentes de salmón ahumado,
y bajo la etiqueta de una de ellas
está la fecha de tu muerte.

Recurres al grito, pero la garganta no responde.
El pescador ancestral te abandona.
Treinta marcas diferentes de salmón ahumado frente a ti,
y tú
que te creías tan valiente.

Ahora ve, y elige una.

HARKAITZ CANO

 

UN POEMA INÉDITO – Del poemario “Perra”

8093832574_d8c3feffc3_k

APUESTOS PRÍNCIPES, TIERNAS PRINCESAS (FALSIFICADORES DE TÍTULOS REALES PARA IMPRESIONARME; PERO MI INSTINTO, INTACTO, ES INFALIBLE, Y HA SUPERADO TRAUMAS MADE IN DISNEY)

 

Si ni un sólo abrazo vuestro

no absorbe toda esta tristeza

 

sois impostores

 

sois errores necesarios.

ANA PATRICIA MOYA

(Imagen: fotografía de Ángel Muñoz).