TRES POEMAS INÉDITOS

tomer hanuka4

LA ENFERMEDAD UNE

Mi madre,
la que nunca enfermaba,
acabó ingresada
-consecuencias de la dictadura
caprichosa de su páncreas-,

mi hermana,
la que nunca flaquea,
acabó también llorando
en el borde de una cama de hospital,

mi padre se derrumba,
mi otra hermana – escéptica – le reza
al destino,

y yo descubro, con asombro,
cuánta fragilidad

en dos pilares

que se agrietan

sin remedio.

 

tomer hanuka3

 

PORQUE NO SOY UN EJEMPLO A SEGUIR

Mi padre me encuentra escribiendo
bajo la luz tenue del flexo:

un silencio breve
y la frase esperada de mis labios:

                   “no, papá, no me pagan por esto”.

Él no replica

-conocedor de mi derrota-;

al rato, me entrega una bombilla nueva,

yo la cambio,
resignada a malgastar inútilmente el tiempo
entre estos cuadernos emborronados
y notas de miseria,

él es cómplice de esta miope
que se alimenta de sueños rotos.

 

Tomer-Hanuka-Spread-1

 

CELAYA SE EQUIVOCABA

La poesía no es un arma cargada de futuro

la poesía es una falacia
para corazones amaestrados

la poesía es una excusa
para maquillar ambiciones

la poesía es una criatura quebradiza

se deshace hasta ser polvo

entre las pezuñas de profetas impostores.

Sólo la auténtica poesía
              -la que sobrevivirá al naufragio-
permanece en aquellos pequeños gestos
donde la palabra pierde todo su significado.

 

ANA PATRICIA MOYA

Ilustraciones: Tomer Hanuka

 

LAS VÉRTEBRAS DE LA TUNDRA (CUATRO POEMAS INÉDITOS) – II PREMIO DE POESÍA LITTERATURA

dino valls

I

LA LISTA DE LA COMPRA

Examino el frigorífico:

                                                              nada.

Una metáfora burlona
de mi existencia

otra vez,
mi cartera y mi cama igual de vacías,

otra vez,
la ilusión congelada.

dino valls2

II

SÍNTOMAS

Levantarse temprano,
tomarse una taza de leche templada,

pensar en comerte el mundo
a fieros bocados,

hasta que el temor entumece tu cuerpo
que acaba refugiándose en el colchón,

no hacer nada

                             ¿para qué?

A veces, los obstáculos son reales

y es imposible derribarlos
por mucho que perseveres.

dino valls3

III

CORAJE

Impotencia es
mordisquearte los puños
para contener las ganas de golpear
al que decora tu pecho con cicatrices

es resignarse a ser un espectador
atado con una cadena a la butaca
y que contempla el desmembramiento
de su propia voluntad en la pantalla

es pugnar contra ese muro inquebrantable
y sólo contar con dos manos
desnudas, anónimas, frágiles

                      desnutridas de esperanza,

                       que aún insisten en luchar.

dino valls4

IV

ARROJANDO, RABIOSA, LOS GUANTES DE BOXEO [DESGASTADOS] AL SUELO \ ME JUBILO OFICIALMENTE COMO PUGIL POR AGOTAMIENTO

Qué sentido tiene darlo todo

ser una misma

la decepción se arrincona en el pecho
            le brotan raíces

que retirarse era acto impropio y ahora necesario

para qué desear lo que nunca tendré
por mucho que insista

arrodillarme sin remedio
al aislamiento
o vomitar sobre esa raza de hombres y mujeres
que nacieron para derrocar todas las esperanzas.

ANA PATRICIA MOYA

(II Premio del Concurso de Poesía Litteratura)

Ilustraciones: Dino Valls.

ALGUNOS POEMAS DE “PÍLDORAS DE PAPEL” (próximamente) E INÉDITOS

 

?????????

FILIA RECONOCIBLE

 

Percibes mi particular aroma a esencia de canela;
paladeas mis hombros y tus dedos se impregnan de mí.
Yo me pregunto a qué sabes, e investigo tu piel,
curiosa, como un niño jugando al escondite;
me consagro con calma a tu cuerpo semidesnudo:
las horas transcurren repasando toda tu geografía
de surcos, simas y lagos; mi lengua, mis dientes
anhelan reconocer como territorio propio
tu nuca, tus muslos, tus tobillos. Y aún embriagada de ti,
mi interior corrobora, con resignación,
la jodida respuesta, esa misma que se repite en un bucle infinito.

La madrugada anuncia la despedida definitiva.
Sí. Es lo de siempre. Qué aburrida estoy. Lo de siempre.

 

De nuevo, el sabor a decepción.

 
NUNCA

 

Sin pulso firme
descarno
la agonía
en pedazos.

Yo no soy poeta:
yo violo a mi angustia
hasta que mis dedos tiemblen

en el borde del abismo.

 

(Poemas de “Píldoras de papel”, en prensa).

 

??????

MI DIOS ES MUJER Y VIVE EN MI CASA

 

La receta casera es simple:
con los dedos salpicados de ternura,
surge el inconfundible y sublime sabor
a cariño. Las croquetas de mi madre
son la perfección absoluta. Soy cómplice
de ese cotidiano ritual en el que prepara
la masa, el pan rallado, el huevo
y, como experta ingeniera en labores,
crea sus artesanas obras de arte.
Sí. Mamá es una gran artista. No yo.
No hay mérito en vomitar palabras
que disparan metáforas tramposas
y limpian la conciencia;
el honor de proteger / mimar a su prole
a base de gestos (los chistes, los reproches,
la ropa planchada, las incursiones al supermercado,
los abrazos, las confidencias)
la convierten en la mejor poeta de todos los tiempos habidos y por haber
(que me perdonen desde arriba la Plath, la Sexton y la Pizarnik),
capaz de transformar lo más sencillo
en la demostración de amor más hermosa.

Porque si las descendientes de Eva fueran como mi madre,

yo sería un p o q u i t o menos misógina.

 

(Poema de “Yo soy lo que dicen mis manos”, poemario inédito).

 
ESTIERCOL

 

Me parece perfecto, poeta laureado,
que comprometas tu talento al bien común,
que dispares certeros poemas contra la pesadumbre
que azota sin compasión este cadáver de sociedad

insisto, me parece perfecto,
aclamado poeta por el público y la crítica,
con miles de seguidores en las redes sociales,
que pretendas aniquilar, con tu voz única y especial,
la escoria que desborda este planeta abandonado,

aunque deberías primero barrer toda la mierda
que se acumula peligrosamente en tu ombligo
y en tu íntimo círculo de colegas simpatizantes,

sólo así, podrás jugar a ser revolucionario, “poeta”.

 

(Poema de “Tundra”, poemario inédito)

Chen-Wei-Mossy-Room-2011-Color-Photograph-Archival-Inkjet-Print-150cm-X-180cm

Imágenes: fotografías de Chen Wei.